El Maestro Mayor Regino Mas

Regino Mas Marí (Benifaió, 25.04.1899-Valencia, 30.05.1968) está considerado el artista fallero más paradigmático de todos los tiempos, con una fama y reconocimiento de alcance internacional.

Su labor por el actual Gremio Artesano de Artistas Falleros fue igual de importante, pues a él se debe su promoción y concreción allá por los albores de la década de los años 1940, junto a otros grandes artistas falleros del momento como José Soriano Izquierdo, los hermanos Abelardo y Vicente Guillot, Ismael Bulls y Carlos Tarazona, dentro de la Subsección de Arte Popular del Canto Coral de Valencia y el Círculo de Bellas Artes.

Regino Mas presidió el Gremio como Maestro Mayor -cargo de máxima representación institucional de nuestro colectivo- en dos etapas: 1942 a 1954, período de arranque de la entidad, y 1956 a 1966, etapa clave en la definición y construcción de la Ciudad del Artista Fallero. Antes, Regino ya presidió la Asociación de Artistas Falleros de Valencia -fundada en noviembre de 1932 en el Café Valenciano (Pl. del Mercado, 21) y disuelta en 1936-, sucediendo a Francisco Canet.

Junto a él se reunieron nombres como Carmelo Castellano, José Carrero Pont, Joaquín Dolz, los hermanos José y Antonio Fontelles, Modesto González, Fernando Guillot, Manuel Guinart, Antonio Llorca Cortina «Tonico», Joaquín Navarro, Vicente Sancho Marqués, los citados Soriano Izquierdo y Carlos Tarazona, Vicent Tortosa Biosca -quien sería a futuro también Maestro Mayor- y Carlos Vilanova, para conformar las primeras directivas, las cuales dieron arranque a nuestro Gremio en 1943 -con sede en la calle Gobernador Viejo, 18-, y de forma oficial en octubre de 1945. La primera lista de agremiados -30 artistas- conservada, porta fecha de 2 de enero de 1946.

A partir de entonces, emprendió todo el proceso de montaje de un sistema de regularización y gestión administrativa de defensa de los intereses de los artistas falleros, que pasaba por la premisa principal de “quien hace fallas, tiene que agremiarse”; es decir: abogar por el corporativismo y proteccionismo de la profesión.

A su vez, y en esa línea, se entró en contacto con el otro ente capital de la Fiesta de las Fallas en Valencia: Junta Central Fallera, dentro del organigrama de la cual se introdujo un representante o delegado de arte fallero e incidencias, ejercido por un artista fallero designado. Con JCF se debatió como primeras medidas la clasificación por secciones de las fallas, sus criterios de valoración y la formación de los jurados.

Regino Mas entendía que un colectivo no solo era fuerte para estar bajo el paraguas de una institución o aglutinar una gran masa social. Todo pasaba también por tener un patrimonio, y este era el ambicioso proyecto de construir un complejo artesanal que incluyese una sede gremial, escuela, museo y talleres: era la Ciudad del Artista Fallero, un espacio temático -el primero de España- dedicado a la construcción de fallas, carrozas y escenografías al estilo de los estudios grandes cinematográficos.

Este polígono, de igual forma, homogeneizava y dignificaba a los artistas falleros como empresarios de las artes plásticas, al abandonar las viejas naves, alquerías y edificios en desuso donde venían trabajando desde los albores del mismo oficio en el siglo XIX. San Miguel de los Reyes, San Isidro, Benicalap y l’Olivereta fueron las barriadas propuestas para ubicar la Ciudad, el proyecto de la cual se define a lo largo de los años 1950 y se concreta en víspera de la marcha de Regino a República Dominicana para construir carrozas y decorados.

Así pues, tras la etapa de Vicente Rodilla como Maestro Mayor (1954-1956), el segundo ciclo de Regino en el cargo estuvo capitalizado por el inicio de las obras de las treinta primeras naves de la anhelada Ciudad del Artista Fallero el 17 de marzo de 1965, finalmente ubicada al barrio de Benicalap, tras muchas reuniones con el Minstro de Vivienda José María Martínez Sánchez-Arjona y su eposa Fernanda Sánchez-Arjona y Ureta, Marqueses de Paterna del Campo.

Encarrilado el magno proyecto de la Ciudad, Regino deja el cargo de Maestro Mayor en 1966, dando paso al mandato de Tortosa Biosca. En esta última etapa, sus directivos fueron David Cortés Cubel, Salvador Debón, Manuel Gabarda, Pascual Gimeno Torrijos, Daniel Guillot, Juan Huerta, Vicent Luna, Julián Puche -futuro Maestro Mayor-, Vicente Sancho Marqués y Tortosa.

Para saber más: «Los escultores del fuego. Aproximación a la historia del Gremio Artesano de Artistas Falleros de Valencia», Antonio Ariño Villarroya (dir.), Diputación de Valencia, 1993; «Regino Mas, historia de una época», de Manuel Sanchis Ambrós, Albatros, 1999; Libro Oficial Fallero, Junta Central Fallera de Valencia, 2018.

Foto: archivo Gremio Artistas Falleros Vlc.

Compartir:

Más noticias

Torna a brillar

«Torna a brillar» es la muestra dedicada a la restauración de la imagen y catafalco de la Mare de Déu, realizada por los agremiados Alejandro

Fallas Municipales 2025. Presentación

Ayer jueves 23 de mayo, a mitad mañana, «Fauna fallera» y «Anem de cap» fueron presentadas oficialmente como Fallas Municipales 2025 por sus artistas Alejandro

Fallas Municipales 2025

Nuestros agremiados Alejandro Santaeulalia, Vicente Llácer y José Gallego serán los artistas de las Fallas Municipales de Valencia 2025. La dupla Santaeulalia-Llácer se encargará de

Visita a Borriana

Gran día el que pasaron el viernes 17 de mayo un grupo de nuestros Mestres Jubilats en Borriana!! Almela, los Carrasco, Daniel, Espinosa, Juan Carlos